OSTEOPOROSIS.

La osteoporosis es una enfermedad esquelética que produce una resistencia ósea que predispone a un aumento de riesgo de fracturas. El hueso se vuelve más poroso, con más aire en su interior, aumentando el número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen en su interior. De esta manera los huesos se hacen más frágiles, no resisten los golpes y se rompen con mayor facilidad.

El hueso es un tejido vivo, en constante renovación. Por un lado, se forma hueso nuevo (formación ósea), simultáneamente, se destruye hueso envejecido (reabsorción ósea).

La osteoporosis se presenta cuando se rompe el equilibrio entre ambas, ya sea que disminuya la formación de hueso nuevo, o bien porque aumente la reabsorción, o ambas simultáneamente.

La osteoporosis debilita los huesos y aumenta la posibilidad de fracturas. Cualquier persona puede padecer osteoporosis, pero es más común entre mujeres de edad avanzada. Casi la mitad de todas las mujeres y una cuarta parte de los hombres mayores de 50 años se fracturará un hueso debido a la osteoporosis.

Entre los factores de riesgo se incluyen:

  • El envejecimiento
  • Menopausia
  • Fumar
  • Beber alcohol en exceso.
  • Trastornos alimenticios (anorexia, bulimia)
  • Ser de talla pequeña y delgada
  • Antecedentes familiares de osteoporosis
  • Tomar ciertos medicamentos
  • Ser mujer de raza blanca o asiática
  • Tener osteopenia, que significa, pérdida de densidad ósea

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa porque los huesos se vuelven débiles sin mostrar ningún síntoma. Tal vez no sepa que la padece hasta que se fracture un hueso debido a un tirón, un tropiezo o una caída. Caerse es algo serio a cualquier edad, pero lo es mucho más para las personas mayores con osteoporosis ya que, si se fracturan, tardaran mucho más tiempo en recuperarse.

 Un examen de densidad mineral ósea (DMO) de cadera y columna lumbar ya que es el estudio que tiene mayor especificidad, es la mejor manera de controlar la salud de sus huesos, mide la cantidad de calcio y otros tipos de minerales presentes en un área del hueso.

Para mantener huesos resistentes, consuma una dieta rica en calcio y vitamina D, practique ejercicio y no fume. Si es necesario, existen medicamentos que también pueden serle de ayuda.

Entre los alimentos ricos en calcio y vitamina D (indispensable para fijar el calcio) podemos encontrar los vegetales de color verde, los pescados como sardinas y salmón, las semillas como almendras, avellanas, ajonjolí, nuez de la india, productos lácteos, frijol, garbanzo, lenteja y frijol de soya son muy altos en calcio.

La prevención de la osteoporosis es fundamental para evitar el avance de la patología. Estas son algunas recomendaciones para conservar y aumentar la densidad ósea:

  • Mantener un consumo adecuado de calcio.
  • Practicar ejercicios físicos en los que el paciente no tenga que soportar peso corporal. Algunos estudios recientes han demostrado que los ejercicios en los que es necesario que los músculos muevan los huesos mantienen e incluso pueden aumentar la densidad ósea. Uno de los más recomendables en este sentido es el body pump, nadar, caminar.
  • Seguir un tratamiento farmacológico, existiendo varios tratamientos para el control de la enfermedad. Si lo prescribe el médico.
CategoryTemas Adultos
Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

Teléfono       55-5595-4288